Fernando Quiñones siempre ha tenido una vinculación muy afectiva y cariñosa con Jaén y esta "Casa" Taberna Gorrión, es nuestro pequeña dedicatoria junto con sus amigos y colaboradores que dejaron así escritos en periódicos de la localidad de su paso por Jaén, y a la Taberna, como el escrito que él mismo nos hizo.

 ….como en un rito íbamos por el Arco de Consuelo, con una ruta final: la taberna Gorrión, antes de ascender los escalones de la derecha, a su mente le llegaba la brisa de su bahía gaditana y siempre el mismo suspiro “la taberna más bonita del mundo”. Y otras tantas veces al entrar , eso sí por el mismo sitio, también decía “estoy empezando a oler a mar” ………… y este recorte de periódico termina diciendo……Dos gaditanos de pura cepa, dos almas gemelas: José Manuel Caballero Bonald (asiduo también a la taberna) y Fernando Quiñones, la brevedad, la sencillez, la profndidad de la prosa y de la poesía pesada en kilates de oro fino. 26 de diciembre de 1998

 

Tertulias en el "Gorrión” Rafael Valera –rafa para los amigos- nos deja un buen reflejo de la tertulias, moviéndose en el tiempo, ya que menciona la de antes con nombre y sus motes cariñosos con las de actualidad. Y en un alarde y lujo del buen escribir nos refleja el amigo Rafa una tarde que se junto al final con la noche, en un espontáneo día que entre clientes-amigos, –más amigos- en una charla, tertulia flamenca, se termina en una noche espléndida, magnífica e impresionante.

 Un recuerdo para todos estos grandes amigos que dejaron su recuerdo entre nosotros……..un Abrazo y ese cariño de mi parte.