UN POCO DE NOSOTROS

Llevo desde hace 36 años surcando en esta nave que se hizo a la mar desde 1888.

Fruto de mis antepasados, siendo hoy yo la cuarta generación.

Consistiendo nuestro hacer un buen trabajo dedicado a productos exclusivos y muy seleccionados, existiendo únicos en la Ciudad.

Primicia de todo ello siempre ha sido nuestro buen hacer en la gestión, en el trato, y en la selección de nuestra clientela, muchos de ellos habituales de generación en generación.

Toda esta labor conlleva un gran esfuerzo y responsabilidad, gracias a ello se lo debo a una gran mujer mi esposa, por eso siempre he dicho "lo mejor en la vida es encontrar una buena mujer".